Naturaleza Muerta

 

Algunas cosas llegan mientras otras se van.
Es algo que no cambiará sin importar el qué,
O el cómo.
Obra de la naturaleza o del hombre, no lo sé.
No obstante, de alguien debe ser consecuencia.

Las flores que se recogen en primavera
Apenas han visto los primeros rayos del sol,
Los cuales calientan desde la hora prima
Y se van con la esperanzados al recuerdo.

El corazón del ser esconde muchas cosas,
Desde las fiestas hasta las dolorosas despedidas.
Algunos más frondosos que otros explotan de alegría,
Algunos más callados que otros en silencio lloran.

Me he destinado al dolor perpetuo
Este poema lo dice entre todas sus líneas.
¿Sufrir? Esa elección no la haré yo, me he cansado de hacerlo.
No, que sea la mano del destino quien lo decida.

La pesadez abunda en mi zozobra,
No hay remedio para sanar la existencia.
Cuando necesito llorar no lo hago
Esperando a que desaparezca en tierras lejanas.

Sin embargo, he de admitir que el espectro colorido da esperanza a mis días,
Algo del cual no creía digno mi porvenir,
Pero que disfruto completamente
Y siento como si en verdad fuera mía mi vida.

Eduardo R.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s